Seafolly

Nadie hubiera podido imaginar que un simple fabricante de bikini de Australia podría convertirse en una de las etiquetas de ropa de baño más apreciada del mundo.

Esta es la historia de Seafolly, una marca que se estableció en 1975 y que ha trabajado duro para entrar en el mercado de la moda internacional. De hecho, podemos encontrar sus bikinis en las mejores boutiques de Europa y América, que muestran con orgullo las últimas colecciones de Seafolly.

Para los diseñadores que trabajan en Seafolly, no alcanza con seguir las tendencias mundiales, pero si con el uso de su talento creativo para lanzar nuevos diseños y trajes, nunca olvidando el punto principal de cada colección: la diversión.

Los trajes de baño son, de hecho, diseñados para aquellas mujeres que estén dispuestas a divertirse bajo el sol, en la playa o la piscina, que quieren lucir un bronceado increíble y verse preciosas con sus gafas de sol.

Cada pieza es creada con el fin de mejorar el cuerpo de la mujer y sus curvas, a partir de las ceñidas bragas, hasta los tops triángulo los cuales proveen un apoyo adicional y una agradable sensación de confort.

Seafolly tiene como objetivo cuidar de cada detalle, y es por eso que no sólo te viste con bikinis, sino también elige los mejores accesorios para ti.

Produce, de hecho, colecciones de accesorios que son tan hermosos y divertidos como los trajes de baño a los que acompañan.

Mediante el uso de una filosofía autocrítica, los miembros del personal y los diseñadores de Seafolly han desarrollado la capacidad de creación de las mismas piezas que les gustaría ver en la playa. Y, al hacerlo, se han convertido, junto con sus familias, amigos y parientes, en los primeros fans y clientes de Seafolly.

De los bikinis con rayas multicolores, a los florales, esta marca siempre presenta trajes que nunca hemos visto antes. Nunca reinterpretan las colecciones del pasado, sino que mejoran constantemente sus diseños, con el único objetivo de hacer que las mujeres se enamoren de la próxima colección.

Tu puedes notar que cada pieza tiene una especie de “sello”, que muchos han denominado “el sello Seafolly”, que consiste en los detalles únicos que son imposibles de encontrar en otra parte: anillos metálicos aplicados a un triángulo negro sencillo, una decoración hecha de tela, para mejorar el escote, o algunas cintas que recaen de los costados de la parte inferior, para dar al bikini un toque juguetón.

Tags: , ,

Comments are closed.